Tatuajes de Henna: algo de historia y sus usos actuales

Un poco de historia

Conocido por nuestros días como tatuajes de henna, sus orígenes se enmarcan desde la India hasta el Medio Oriente y al norte de África, donde originalmente se denominó como alheña o arjeña. El nombre de Henna, según algunas fuentes, nace del nombre de la misma planta que se utiliza para la confección de la tinta, la cual tiene como nombre científico Lawsonia Inemis. Inicialmente se usaba con fines medicinales, por la capacidad que posee de bajar la temperatura corporal, muy usado en las manos y pies a la hora de cruzar los desiertos. Al darse cuenta de que teñía las manos, comenzó a usarse con fines decorativos, principalmente para teñir cabellos y posteriormente, realizar trabajos sobre la piel.

Sus usos actuales

Actualmente los tatuajes de henna son muy utilizados por estas mismas culturas en sus fiestas y ceremonias, como elementos complementarios a sus vestimentas, principalmente en las ceremonias de bodas, donde a la novia se le decoran los brazos y manos.

Igualmente, producto de las facilidades de intercambio de comunicación y culturas, los tatuajes de henna han comenzado a tener adeptos en todas las partes del mundo, principalmente en los jóvenes que aún tienen sus dudas con respecto a los tatuajes permanentes. En eventos culturales, es bastante probable encontrar a artistas brindando el servicio. Ejemplo de ello es uno de nuestros anteriores post en galerías.

Forma de preparación para los tatuajes de henna

La forma de preparación se basa en el sacado de la hoja de la planta, se tritura para la extracción de su zumo, luego se mezclan con algún tipo de aceite, de manera opcional con zumo de limón y se crea una pasta densa con la cual se aplica sobre la piel. Algunas personas pudieran ser alérgicas, lo cual es importante tenerlo en cuenta. Pero para más detalles, le compartimos este video.

https://www.youtube.com/watch?v=TWU1HKlVGGM