Impresora 3D para realizar Tatuajes: más cerca del futuro

Cuando en el 2013 la Escuela de Diseño de París: ENSCI Les Ateliers, lanzó un innovador concurso patrocinado por el Ministerio de Cultura de Francia, nunca imaginó que saliera la revolucionaria idea de crear una máquina que permitiera tatuar desde órdenes ejecutadas en una computadora y usara como base un extenso banco de imágenes o catálogo.

Ese día, Pierre Emm, Piotr Widelka y Johan Da Silveira, solo tenían 8 horas para determinar su innovación, y este pequeño grupo de emprendedores se dispusieron a transformar una Impresora 3D MarketBot en lo que sería el prototipo inicial, en lugar de un cabezal para imprimir, lo cambiaron por un lapicero y re-ordenaron sus coordenadas para un trazado más exacto.

Ganaron la atención de todos en el evento, marcando el punto de inicio de un proyecto que cada vez va ganando más seguidores. Luego, consultaron con algunos artistas y cambiaron el lapicero por una máquina de tatuar y un poco de tinta, hicieron sus primeras pruebas con piel artificial y el resultado fue la exactitud de un robot y la rapidez que ocasionan 150 punciones por segundo, aumento considerablemente la rapidez de confección de un trabajo.

Muchos son los retos que hoy enfrentan estos emprendedores. En primer lugar no han logrado tatuar superficies curvas, ya que solo la aguja puede moverse en dos ejes: horizontal y vertical. Por otro lado, las superficies a tatuar deben ubicarse dentro de la impresora 3D, limitando las posibilidades de trabajos en muchos lugares del cuerpo.

De la misma manera, otro elemento al que se enfrentan es al artístico contra el tecnológico. El hecho de realizar una obra de la mano de un artista, agrega un factor humano, sentimental y natural que ninguna máquina podrá alcanzar. Esto llevará a muchos a pensar, entre elegir la vieja escuela y sus efectos naturales, ante la exactitud y las perfecciones de una máquina. Asunto que comienza a ser valorado por muchos.

Lo cierto es que nada escapa del desarrollo y la evolución misma de las actividades diarias de los seres humanos. Que cada día aparecerán muchas más innovaciones. Esperamos que todo sea con resultados tan positivos que nos permita continuar disfrutando de estas verdaderas obras de arte.