El Tatuador sin manos: Brian Tagalog (Reedición)

Es una historia de superación, constancia y reto humano, es la historia de un luchador de la vida, es un hombre que no ha creído en las barreras, sino en los triunfos. Es Brian Tagalog, “El Tatuador sin manos”. Y es que la historia de este singular artista es digna de reconocer y hacerla llegar a todos. Nació sin manos, pero nunca ha sido impedimento para lograr sus sueños, natural la región más sureña de Hawaii: Honolulu, hoy radica en Tucson, Arizona, donde trabaja y lo podemos encontrar brindando lo mejor de su talento, porque hay que reconocer la inmensa capacidad que tiene.

A esta altura se preguntarán, ¿y cómo lo hace?

Los pies son sus manos, su boca hace los prototipos con completa profesionalidad, y sus pies tallan los trabajos con excelente maestría. Posee el récord Guinness de ser un tatuador sin manos, si a eso le sumamos sus más de 10 años de experiencia en el oficio, podemos decir que estamos delante de todo un profesional. Pero si todavía no lo crees, te compartimos algunas de sus fotos y hasta un video que nos dejó, para quienes no lo creíamos.

Actualmente Discover Channel le está rodando un documental, igualmente varias revistas ya han resaltado su enorme capacidad en artículos y Guinness ya lo tiene en sus libros. Igualmente trabaja en el negocio Tattoo by Foot, como para dudarlo al leer su nombre, pero cuando vean este video estarán convencidos del talento del tatuador sin manos.

Brian Tagalog: El Tatuador sin manos, también lo podemos encontrar en las redes sociales, en su perfil por Instagram ha publicado algunas imágenes que comparto con ustedes.

Aquí nos demuestra como hace sus prediseños, sin palabras.

Getting ready for another tat #TattoosByFoot #LookMaNoHands

Un vídeo publicado por Brian Tagalog (@tattoosbyfoot) el


El tatuador sin manos compartiendo con su hija.

Me and my daughter at dinner.

Una foto publicada por Brian Tagalog (@tattoosbyfoot) el

Si bien la historia del tatuador sin manos ya la habíamos publicado hace algún tiempo, por su impacto y lo especial que la sentimos, decidimos hacer una reedición para compartirla entre todos.