Deportes extremos y piercing: salto en paracaídas

Los deportes extremos y el ser humano son partes que siempre han estado juntas, y en esa búsqueda los atrevimientos cada vez son mayores. El salto al vacío en paracaídas desde riscos y abismos de alturas superiores a los 100m, donde el deportista debe ser audaz por el poco tiempo de acción que posee y el alto riesgo a su vida, es una de las modalidades más gustadas por la concentración de adrenalina que se experimenta y la experiencia vivida.

En este caso nos llega un atrevido joven estadounidense Josh Miramant de 28 años, que aprovechando el alto groso de su piel, decidió realizar un salto desde un alcantilado de 115m de altura de Pared Ton Sai en Tailandia, con un paracaídas ajustado en su espalda únicamente por 4 piercings.

Para realizar su atrevido salto, Josh se sometió a una sesión de piercing extrema a manos del artista ruso Stanislav “Stas” Aksenov, y una vez que le colocaron los cuatro broches bajo la piel, se ejecutó el salto.

“Realmente pensé que me iba a desgarrar, pero es increíble lo resistente que es la piel y lo poco que duele”, comentaba Miramant después de efectuar el salto de deportes extremos, una modalidad que sólo han probado unas 10 personas antes que él.

“Agarrar las correas en medio del salto produce una sensación de alivio, y al mismo tiempo surge un dolor que te quema. Fue bastante sorprendente desde la perspectiva de una persona que no tiene ninguna experiencia con la auto mutilación”, agregó Miramant, quien está de viaje por Rusia con Aksenov.

Con este tipo de saltos extremos, se rompen el instinto de la autopreservación. “La adrenalina es mucho más fuerte. Probablemente sea la forma más pura de sentir lo que es volar”, comentaban luego. Para ustedes el video completo del proceso de colocación de cada piercing, la escalada, el salto y las reacciones, en fin, hacer verdadero deportes extremos. Disfrútenlo.